Tipos de Escaleras

Escaleras de caracol

Este tipo de escaleras se caracteriza por optimizar el espacio disponible en cada caso, ofreciendo una solución práctica, cómoda y estética. Son por tanto elementos versátiles pensados para dar soluciones incluso en casos complicados.

Su estructura básica se compone de un eje central y una espiral de peldaños triangulares, que desembocan en un descanso orientado hacia la derecha o la izquierda en función de las necesidades planteadas en cada caso.

El eje central es firme y robusto y es el elemento que impide las posibles oscilaciones laterales, ofreciendo una estabilidad total a la estructura.

Los peldaños constan de una parte metálica, de distintas proporciones en función de la disponibilidad del espacio, y de una plataforma de madera, metal, cristal u otros materiales, colocada sobre la base.

La barandilla es una parte esencial de estas composiciones ya que, a la ineludible función de protección y seguridad, une los más vistosos y sorprendentes diseños y acabados.

Este abanico de posibilidades hace de la escalera de caracol un elemento práctico y decorativo para viviendas, locales comerciales, oficinas y cualquier otro local que precise unir dos alturas a través de un espacio reducido.

Solicitar Información

Escaleras helicoidales

Son las reinas de las escaleras. Su vistosidad y elegancia hacen de ellas auténticas joyas del diseño y las convierten en las favoritas del público.

Visten los espacios amplios con lujo y glamour y ofrecen una panorámica tan amplia como la imaginación de su diseñador.

Estas escaleras resultan muy apropiadas para entradas espaciosas, sean viviendas, hoteles, centros comerciales o cualquier otro emplazamiento lo suficientemente amplio como para permitir que su desarrollo deje a la vista todas sus posibilidades.

A su incuestionable valor estético, se suman otros factores como la comodidad de sus peldaños y el trazado suave de sus barandillas, lo que las convierte en admiradas anfitrionas allí donde se instalan.

A la hora de diseñar estas escaleras, podemos optar por un sistema de dos zancas laterales o bien por una única zanca central, que permitirá disponer los pasos en voladizo. Esta última variante, resulta más etérea ya que permite el paso de la luz entre los peldaños, creando un ambiente cálido y luminoso.

Sus barandillas son piezas espectaculares, favorecidas por el propio desarrollo helicoidal, y su visión nos recuerda la entrada de las  lujosas mansiones que con frecuencia nos muestra el celuloide.

Solicitar Información

Escaleras rectas

Son las escaleras estándar que tradicionalmente han venido instalándose en multitud de edificaciones y constituyen soluciones prácticas y cómodas para edificios comunitarios o públicos, viviendas, establecimientos comerciales y un sinfín de aplicaciones más.

Su instalación requiere un espacio medio en el que se incorporarán dos zancas laterales o bien una central. Los peldaños, amplios y espaciosos, son rectangulares en la mayor parte de los casos aunque las posibilidades de diseño son infinitas.

Sus barandillas se trazan en líneas rectas y angulares y su anclaje puede hacerse directamente sobre el paso o bien lateralmente, solución que favorecerá el aprovechamiento máximo del espacio disponible.

Cuando la falta de espacio es un problema, un buen método de optimización es crear un diseño híbrido que aúne el concepto de escalera recta y el de escalera helicoidal. De este modo, mezclaríamos adecuadamente peldaños rectangulares y triangulares, creando una solución estética y muy original que, además, se adaptaría a los espacios reducidos.

Solicitar Información

  • Escalera de caracol. REF: C6A
  • Escalera recta. REF: R17A
  • Escalera helicoidal. REF: H2
  • Escalera Recta. REF: B82
  • Escalera recta. REF: R5
Copyright 2011 Ediciones Duardo